Logo

“El Trap en Cali soy yo” comentó el artista entre risas durante la entrevista, mientras relataba con palabras sueltas y deliberadas su historia en el mundo de la música y cómo consiguió llegar al punto que ha alcanzado en este momento. Así es como comienza el trayecto de Janey Eduardo Leudo Mosquera, un caleño que en la actualidad es más conocido por su nombre artístico El Bird “el Malcriado”. Nacido el 22 de diciembre de 1989 en Santiago de Cali, El Bird debutó en las calles, compartiendo con su gente la versatilidad de versos improvisados que surgieron poco a poco al ir conociendo el Free Style en la música. Con el tiempo fue más aclamado por estos, hasta que una mano amiga, ya en sus años adolescentes, lo motivó a aventurarse en la música de manera más profesional, aprendiendo de estilos concretos con el fin de pulir sus canciones en la indagación de letras que fueran evocando más una realidad social. Su nombre, El Bird, surgió del apodo que le tenían sus colegas en el barrio antes de dedicarse a la música de lleno y él, no queriendo olvidar del todo sus raíces, pero buscando transformarse en estas, decidió preservarlo y hacer de éste su estampa personal. Un himno a la autenticidad y transparencia dónde no se olvida quién es y lo que quiere llegar a ser. En el ave encuentra la ligereza de un animal que puede movilizarse en cualquier elemento, sea aire, agua o tierra, y desea proyectar esa misma amplitud en las obras, cosa que lo llevó a explorar diferentes ritmos como el Rap, el Hip Hop, el Reggaetón, hasta dar con el Trap.

Ha conquistado las emisoras radiales desde el 2011 con temas como Falda, Ella me dijo, Chulala, y Rebeldía, este último siendo uno de los sencillos más representativos de sí mismo y su mensaje, pero más que todo del camino que quiere proyectar en la música. En efecto, él relata historias en lo que escribe, historias propias y de conocidos; retrata sus calles y su gente, preservando la jerga y la emoción de todas y cada una de esas experiencias, siendo un artista contemporáneo que exalta más la cara de esa otra Cali que rara vez sale a la luz, pero que permanece, respira y observa. Una cara que vigila y canta con la ira demandante de un jilguero, estallando en versos de rebelión; elemento propio del escritor colombiano Andrés Caicedo, que se hizo muy popular por revelar en sus obras los diferentes matices de Cali, desde la literatura. El Bird “el Malcriado” ha compartido escenario con otros importantes artistas del momento, y del medio, como lo son Zion & Lenox, Ñengo Flow, Arcángel, Cosculluela, Kendo Kaponi, entre otros; pero, en definitiva, su mayor inspiración ha sido 2Pac, quién fue un mentor indirecto a la hora de explorar, en la música, una manera recrear historias con la intensidad de un buen ritmo. Actualmente trabaja con el productor Klazz Music, y está firmado por el sello discográfico de Dilou Records.